Iglesia / Ermita

El orígen de este monasterio se remonta al siglo XII, en honor a su Abad Domingo, fallecido en 1073. Monasterio de la orden de los benedictinos. Quince años después de la muerte de su prior, se construyó un templo muy parecido al de San Pedro de Arlanza que fue sustituido en 1751 por el actual estilo neoclásico. Durante la época visigoda ya existía un cenobio dedicado a San Sebastián, lgado jurídicamente a la familia condal. Uno de los monumentos capitales para la historia del románico, único en Europa por la importancia de la escultura de sus capiteles, compuestos de elementos decorativos vegetales, animales, y ocho machones angulares de la temática bíblica: la Ascensión, la venida del Espíritu Santo, sepultura y resurrección, descendimiento de la Cruz, Asunción de María y Árbol de Jessé. La iglesia, fue levantada aprovechando parte de un templo mozárabe del siglo X.

Del antiguo templo románico se conserva la portada meridional del crucero, con los capiteles de comienzos del siglo XII. Claustro del Monasterio de Silos Junto al templo está la antesacristía, estancia románica cubierta con cadenas. Actualmente cuenta con un museo de guarda arras del medievo y siglos posteriores. Algunas piezas fueron realizadas en sus propios talleres. El más famoso es el frontal de Silos, cuyo original se conserva en el museo de Burgos.

Los monjes benedictinos tienen una larga tradición hospedera. Único monasterio de España en el que los monjes hacen sus plegarias, oraciones y oficios completamente en gregoriano.