Arquitectura Popular / Monumento

En su día, la cría de las palomas fue una actividad que contribuía a la economía doméstica. Los pichones eran un plato básico, y sus heces (palomina) era un abono muy eficaz para huertas y tierras. Hoy en día esta actividad está extinguida. Los palomares, son un ejemplo de la arquitectura popular de la zona. Estas construcciones, servían, además de la explotación aviar, como almacenes donde se guardaba la labranza y como refugio durante las tormentas.