Iglesia / Ermita

Cuenta la leyenda que los señores de Haza divisaron desde su castillo una luz que salía de la cueva y, al acercarse, se encontraron con la talla de una Virgen. Éstos, quisieron llevársela en un carro de bueyes hasta Haza, pero por más fuerza que hiciesen no conseguían mover el carro. Otra versión que cuentan en el pueblo es, que fueron unos labradores del pueblo de Adrada de Haza los que intentaron llevársela en sus mulos y, por mucho que lo intentaron no podían mover la estatua del sitio en donde estaba. Por esta razón, decidieron crear allí mismo la ermita de la Virgen de la Cueva. Las personas que allí acudieron para admirar a la virgen, formaron el pueblo de Hontangas.

Esta ermita es un original templo rupestre ubicado a la entrada del casco urbano de Hontangas.