Iglesia / Ermita

Iglesia renacentista (Siglos XV-XVI), con excelentes adornos en su portada en la que se mezclan elementos de Siloé, Vallejo y Colonia, caracterizándola de gran mérito artístico. Posee un gran pórtico que da paso a la entrada principal. El cuerpo de la iglesia es todo de piedra sillería, consta de tres naves embovedadas de la misma materia, con cinco retablos, entre los que destaca el mayor de estilo plateresco del siglo XVIII, dedicado a Santa Eulalia de Mérida, patrona de la villa, y el de la Virgen del Rosario, que se doró y jaspeó en el año 1842 por expreso deseo de un devoto.

Cuenta con un órgano del año 1840. Y en el exterior de la iglesia, no puede pasar desapercibido el reloj de sol que continúa siendo una referencia natural de cada día solar.