Iglesia / Ermita

No tenemos conocimiento a cerca de este templo. Pero, por las observaciones de este edificio podemos adivinar que se trata de un edificio románico de finales del siglo XII.

Lo único que se conserva a fecha de hoy es su portada. En su lienzo enfoscado resalta ligeramente un arimez de sillería en el que se abre la portada. Es ésta de arco de medio punto con tres arquivoltas, de las que la interior es completamente lisa y las otras dos de aristas molduradas. Rodea el conjunto una chambrana de punta de diamante. Descarga el arco sobre jambas escalonadas con interposición de una imposta de nacela.

Hacia los años 50 a la fachada de la iglesia estaba adosada un soportal que ocupaba toda la fachada a excepción de la torre. Era un soportal abierto a lo largo de la calle Real y sostenido en postes de madera con una base de 50 cms de piedra. La parte de la torre estaba cerrado y ello favorecía el que allí se guarneciesen mendigos, hojalateros o componedores, trilleros y gitanos que al calor de una fogata pasaban las duras noches del invierno.

Por los años 70 siendo párroco de la Cueva D. Quintilo Adrián se  realizó una reforma integral del interior de la iglesia.