Iglesia / Ermita

Construido en el siglo XVIII por Benito Martínez y su mujer Magdalena Ramírez. Lugar devoto para fomentar la piedad de los viajeros. Formado por dos piezas: el crucero y una estructura desprotección o templete. La primera es una columna toscana, elevada sobre tres gradas. Sostiene una cruz en cuyas caras aparecen la imagen del Cristo Crucificado y la Inmaculada. El templete presenta cuatro gruesos estribos que sustentan un tejado de suaves vertientes, cuyas vigas forman un pequeño artesonado.