Iglesia / Ermita

La ermita de San Isidro, en lo alto de un cerro sobre la población, fue hasta 1940 iglesia parroquial dedicada a Santa Lucía. Su torre es más antigua que el resto del edificio y sirvió como torreón militar. En el siglo XII pasó a formar parte de la nueva iglesia. Tiene planta rectangular, tejado a dos aguas y está construida principalmente de sillarejo. Tiene acceso por el lado sur.

Se construyó entorno al siglo XIII, de estilo cisterciense. Antiguamente la pared de su torre servía a los habitantes como reloj solar, que por la posición de la sombra sabían con gran precisión la hora en cualquier momento.

Debido a la situación de la ermita, desde ella se divisa un bellísimo paisaje, desde allí arriba se pueden apreciar las peñas de Cervera y Carazo, el Picón de Navas o la sierra de Neila entre otras.

Del interior de la ermita lo que más destaca es su bóveda.