Iglesia / Ermita

En el siglo XVII , un abad del Monasterio de la Vid dató la Afrenta de Corpes a las hijas del Cid allá por el siglo XII. 

La fuente que mana a escasos metros de la ermita podría corresponderse a la citadas en el Cantar del Cid: “Falaron un vergen con una limpia fuent”.

Dejando atrás este recóndito y misterioso enclave, se abre ante los ojos el hermoso valle de la Virgen, al que anualmente remontan los lugareños de La Vid en romería.