Arquitectura Popular / Monumento
Palacio / Castillo

Es a finales del siglo XV cuando Alfonso Carrillo de Acuña, sobrino del arzobispo de Toledo acomete la reedificación del Castillo. Se alza sobre un terreno calizo, consta de doble recinto amurallado con varios cubos, torreones cilíndricos y un foso artificial. Planta cuadrada. 

Este castillo y sus tierras fueron propiedad de la Orden del Temple hasta que el Papa Clemente V la suprimiera en 1311, pasando entonces a la Orden Hospitalaria de San Juan, y posteriormente a los vecinos del pueblo con la Desamortización. Del castillo templario, se conserva un aljibe, dos torres y algunos lienzos de un doble recinto y una entrada en ángulo, sobre un cerrito rodeado de cuevas, algunas usadas actualmente como bodegas.