Arquitectura Popular / Monumento

Edificio de finales del siglo XVII, que perteneció a la familia Varona, situado en la Plaza Mayor.

Los Varona son los descendientes de María Pérez, la legendaria mujer guerrera que hacia 1120 venció y apresó, disfrazada de hombre, al rey Alfonso I de Aragón (El Batallador). Esta hazaña le valió a la intrépida castellana el título de «Varona», que pasó a ser apellido familiar. La casa estuvo habitada por miembros de esta familia (que trabajaban al servicio de los Condes de Miranda) hasta 1800 aproximadamente en que emigraron a Cuba y México. Durante la II República (1931-39) el edificio fue utilizado para albergar los aperos y las oficinas del Sindicato Agrario, que ayudaba a los agricultores del pueblo. En la actualidad es de propiedad privada y se ha convertido en un hotel rural.

En la fachada se puede contemplar el escudo señorial de la familia Varona, en el que aparece una mujer empuñando con la mano, una espada quebrada.