Arquitectura Popular / Monumento

Muralla que protegía el casco urbano y cuyo trazado occidental se puede seguir perfectamente a través de la calle de Las Cercas, únicamente se conservan dos puertas y escasísimos restos que sirven de base a viviendas. El plano del caserío parece indicar que tuvieron forma circular. El Arco de las Pradas o Carrasotillo se halla en el Noroeste y el de San Pedro o Carramonzón al Noroeste. Constan de un arco de medio punto de 3,15 metros de ancho con buen dovelaje, coronados de una cruz en lo alto y dos monolitos de bolas. En el interior son de arco rebajado, con goznes para las puertas. Parecen de finales del XV o principios del XVI. Estos dos Arcos son prácticamente iguales.