Arquitectura Popular / Monumento

Forman una red de 7 km. de túneles o galerías, excavados entre los siglos XII y XVIII, situados en el casco histórico. En la actualidad existen unas 135 bodegas, hallándose en un rectángulo de 800×380 metros. Su profundidad oscila entre los 9 y 12 metros e inicialmente fueron destinados a la elaboración y conservación de los vinos elaborados a partir de la Edad Media. Se construyeron teniendo en cuenta los materiales del subsuelo, la resistencia, la permeabilidad y la elasticidad, tratando de hacer unas bodegas lo más estables posibles en cuanto a temperatura, humedad, ruidos y temblores. Uno de los elementos más importantes son las zarceras, cuya función es la de mantener una aireación y una temperatura constante en el interior de las naves. El tipo de bodega que más podemos apreciar es el denominado Bodega Urbana Colectiva.