Arquitectura Popular / Monumento

El origen de estas bodegas se sitúan entre los siglos XII y XIII. Durante más de ocho siglos se fue horadando para construir estas pequeñas bodegas a fuerza de brazos, picos y palas. Actualmente existen más de 20 bodegas que se utilizan para guardar el vino en pequeños cubillos, botellas o garrafones para el consumo ordinario o festivo. Se encuentran excavadas a una profundidad entre 5 y 12 metros, ubicadas en una zona llamada el Cogollo. 

La bodega Mataburras es una de las más antiguas excavada en el subsuelo. Desde tiempos inmemoriables ha sido utilizada como lugar para la elaboración y conservación del vino. Hoy en día se encuentra en periodo de restauración debido al deterioro que ha sufrido a lo largo de los años, por derrumbe de sus naves y la filtración de aguas subterráneas. Tiene una profundidad de 5m. La temperatura oscila entre los 8 grados centígrados en invierno y 12 grados centígrados en verano. El exterior es de piedra labrada, puerta de hierro (en sustitución de la puerta de madera original) y ranuras de ventilación en la misma puerta.

Los bodegones o zarceras cuya denominación es propia de esta región, son construcciones típicas por su forma cónica, se trata de un conjunto de piedras labradas cuya construcción es muy singular.