Arquitectura Popular / Monumento

Se empezaron a construir en el siglo XII, gracias a los habitantes del municipio. Llegaron a formar un gran número de galerías subterráneas, de las cuales fueron utilizadas 75 bodegas. En la actualidad destacan «La Cerca», «La Beata», «Los Cabilas» y «El Cura», aunque muchas de ellas están abandonadas debido al nuevo modelo de vida. En la zona de «Los Pajares» (Carretera de Montejo), se pueden observar vestigios de túneles de bodegas primitivas. En todas ellas se guarda el buen vino de cosecha propia. Si establecemos una comparación con las bodegas vecinas de Aranda de Duero, es estimable que su longitud supere con creces a la longitud con las bodegas arandinas (6 km de longitud). La profundidad de éstas, suelen oscilar entre los 7 y 18 metros, y su temperatura se mantiene durante todo el año de modo casi invariable, entre los 11ºC y 13ºC.