Arquitectura Popular / Monumento

Esta puerta sustituye a la anterior, denominada Puerta Imperial, obra del reinado de los Reyes Católicos. Sabemos por escritos custodiados en el archivo del Ayuntamiento que dicha Puerta se mando reconstruir en 1796, por encontrarse en un estado ruinoso la que anteriormente había (el arco se encontraba apuntalado y no se podía entrar ni salir a través de él). Su estado de ruina fue debido a una gran avenida del río 20 años antes, que dejó los cimientos del arco al aire. 
Los planos y proyecto de la reconstrucción los realiza el Alarife y Maestro de obras de la ciudad de Burgos, D. Francisco de Céspedes, mandado por D. Manuel Machón Martínez de Mollinedo; Intendente General de la provincia de Burgos. 
El escudo que hoy podemos ver en nuestro arco era un elemento importante en la anterior Puerta Imperial y fue limpiado y reparado para colocarse en el nuevo arco. Este escudo pertenece a las armas reales imperiales de los Reyes Católicos y está fechado entre 1492 y 1516. 
La obra se tasó en 14.900 reales a 7 de mayo de 1796. 
Se sacó a pública subasta el 5 junio 1796, edicto del 11 de mayo de 1796. Su última restauración fue llevada a cabo durante los meses de verano de 2008.