Escapada a la Ribera del Duero para conocerla

5 opciones de escapada a la Ribera del Duero para disfrutar

Ribera del Duero es un lugar perfecto para una escapada de fin de semana y para todo tipo de turistas, ya que aquí encontrarás un poco de todo. Aunque el lugar es famoso especialmente por sus bodegas, también puedes disfrutar de su patrimonio, sus rutas, su gastronomía y sus hoteles. ¿Vas a hacer una escapada a la Ribera del Duero? Te explicamos qué hacer en este bonito lugar.

Escapada a la Ribera del Duero ¿qué hacer?

Si te vas de escapada a la Ribera del Duero podrás conocer sus bodegas y catar vinos, podrás recorrer los mejores restaurantes y conocer la gastronomía del lugar, conocer su patrimonio a través de sus pueblos, entrar en contacto con la naturaleza a través de sus rutas o disfrutar de sus hoteles y relajarte en un spa.

1. Enoturismo

Ribera del Duero es el mejor lugar para visitar bodegas, disfrutar de las catas de vinos y hacer cursos relacionados con el tema porque se considera la ruta del vino por excelencia de la Península Ibérica. Así que si este es tu estilo de escapada, te recomendamos visitar algunas de las bodegas más famosas del lugar, que son la de Protos, la de Matarromera, la de la Abadía Retuerta, la de Emilio Moro y la de Arzuaga.

2. Ruta gastronómica

En Ribera del Duero el enoturismo es totalmente compatible con una ruta gastronómica. De hecho, muchas veces, ambos tipos de turismo están relacionados. Sin embargo, si no eres muy amante del vino, puedes dedicarte a conocer la gastronomía del lugar en exclusiva.

Hay diez platos o productos que consideramos imprescindibles en Ribera del Duero. Estos son el queso de oveja, la morcilla, el calducho, los chorizos botagueños, los hongos, los cangrejos de río, las chuletillas de lechal, el asado de lechal, las sopas de ajo y la torta de Aranda.

3. Conocer el patrimonio histórico y cultural

Una de las mejores maneras de conocer la Ribera del Duero es a través de su patrimonio histórico y cultural. Si este es tipo de escapada ideal, hay dos imprescindibles, uno de ellos es el Monasterio de Valbuena de Duero, uno de los monasterios cistercienses mejor conservados de Europa; y el otro es el Castillo de Peñafiel, que forma una de las imágenes más icónicas del lugar.

Si tu escapada va a ser de más de un fin de semana, te aconsejamos hacer una ruta que empiece en Peñafiel dirección Roa, pasando por Aranda de Duero hasta llegar a San Esteban de Gormaz. Esta es, sin duda, la mejor manera de conocer todo su patrimonio histórico y cultural.

Conocer patrimonio Ribera del Duero

4. Rutas de senderismo

En la Ribera del Duero hay numerosas rutas de senderismo que te permitirán entrar en contacto directo con la naturaleza y conocer la fauna y flora del lugar. Estas rutas puedes hacerlas caminando o en bicicleta, como te sientas más cómodo.

Una de las rutas más apreciadas es aquella que sigue el recorrido del río Duero, pero también te recomendamos la que permite conocer las Loberas de Caleruega, el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega de la Serrezuela, la Cueva del Búho o el Páramo de los Corcos.

5. Relajarse en un hotel, casa rural o alojamiento con encanto

Si algo tiene Ribera del Duero es su amplia variedad de alojamientos. Si lo que buscas en tu escapada es relax, desconexión y tranquilidad, puedes reservar un alojamiento con mucho encanto que te dé todo eso. Un hotel con spa para desconectar del mundo y conectar con la naturaleza que lo rodea, un albergue para conocer a más gente, una casa rural… Lo que prefieras.

Nosotros te hemos dado 5 tipos de escapada a la Ribera del Duero, pero también te decimos que todas son compatibles entre ellas. Así que puedes disfrutar de uno o varios encantos de este precioso lugar sin problemas.

Otros artículos del blog

Deja un comentario