los mejores sitios para comer lechazo en burgos y alrededores

Los mejores sitios para comer lechazo en Burgos y alrededores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El lechazo es el gran manjar de nuestra gastronomía, la joya de la corona de Castilla y León. Cada vez son más los enamorados del turismo gastronómico de nuestra comunidad autónoma, pero si hay un buen sitio para comer lechazo, sin duda está en Burgos y alrededores.  Con Aranda de Duero como capital del buen cordero, vamos a hacer en este artículo un recorrido por los mejores sitios para comer lechazo en burgos y alrededores.

La cocina tradicional del lechazo consiste en asarlo en horno de leña, lo que le aporta un sabor único que viene del propio cordero lechal. Simplemente con meterlo en una bandeja de barro un poco de sal y agua, el lechazo no necesita ningún tipo de condimento para conquistar todos los paladares.

Aunque la pieza también está buena realizada en horno convencional, es cierto que el verdadero manjar consiste en la magia que sucede en los grandes hornos de leña, y como ya se nos está haciendo la boca agua, te contamos el recorrido que podrás hacer para probar los mejores ejemplares de lechazo de nuestra comunidad.

Los mejores sitios para comer lechazo en Burgos

comer lechazo asado en Aranda de Duero

Asador casa Florencio

Situado en Aranda de Duero desde 1949. Su especialidad es el lechazo asado en horno de leña, también tienen una gran variedad de todos los platos típicos de la zona como morcilla, pimientos asados, mollejas de lechazo y carnes rojas. Un lugar ideal para ir a comer, o a probar la variedad de pinchos y vinos de D.O Ribera de Duero que se pueden degustar. De estilo tradicional y acogedor.

El Lagar de Isilla

Con el elemento más tradicional e importante que es el horno de leña, y una decoración típica castellana con antigüedades y mesas hechas con trillos. Este reconocido restaurante enciende su horno a 200ºC desde primera hora de la mañana, con leña de encina bien seca. El lechazo asado se cocina con la receta tradicional ya comentada, pero además de esto cuenta en su carta con infinidad de opciones alternativas.

Hotel Rural Restaurante las Baronas

Con capacidad para 65 personas donde se ofrecen los platos de la cocina castellana más tradicional, con el protagonista de Castilla y León, el lechazo asado como estrella de la carta. En invierno también ofrecen cocido madrileño casero, desde los primero días de octubre, para estar al gusto de cualquier paladar y calentar los estómagos de los más viajeros.

Hostal Restaurante El Ventorro

En el corazón de la Ribera del Duero nos ofrece una gastronomía que varía según las estaciones, marcada por la Jornada de las tradiciones: matanza del cerdo en invierno, Chuletadas en el campo y Jornada Medieval del Vino en primavera y verano, y el cordero lechal en primavera. Reconocido en varias ocasiones con premios en el concurso de tapas de Aranda y la Ribera.  Un lugar que no puedes perderte si te gusta comer bien y al mejor estilo arandino.

Ofrece también una inmensa carta de vinos, con más de 150 referencias con aportaciones culturales.

Mesón El Pastor

Uno de los restaurantes más concurrido y típicos de Aranda para disfrutar de un buen cordero lechal al estilo más tradicional. Asado en horno de leña, completa su oferta gastronómica con todo tipo de carnes rojas, pescados y postres caseros. Un sitio ideal para hacer turismo gastronómico, celebraciones o reuniones familiares con los mejores manjares sobre la mesa.

Cuenta con más de 100 variedades de vino en su carta, nacionales e internacionales.

Mesón de la Villa

Restaurante reinventado a manos de los nuevos dueños, se ha convertido en una neotaberna con propuestas culinarias novedosas, además de contar con uno de los mejores lechazos asados al estilo tradicional. Combina lo vanguardista con lo tradicional y ofrece el mayor volumen de referencias de Ribera del Duero en la zona a precio de bodega. Un lugar idóneo para darle otro aire a la tradicional cocina castellana y demostrar que la mezcla de técnicas culinarias es un éxito seguro para el acierto con los sabores de siempre.

Aranda de Duero capital del cordero lechal

Y como dato para finalizar esta ruta por los mejores sitios para comer lechazo, destacamos que todos estos restaurantes pertenecen a la ciudad de Aranda de Duero, que ya habíamos hablado de ella en artículos anteriores.

Esta ciudad es muy recorrida por el turismo gastronómico que ofrece y los buenos vinos que maridan al completo la oferta de cordero.

Para todos los amantes de la buena cocina, de la tradición y de las ciudades con encanto recomendamos una visita con parada a comer en alguno de los restaurantes de los que hemos hablado.  

Otros artículos del blog

Deja un comentario